Cada amanecer…

By on 08-Jun-2016 in Poemas

Fecha original: 28 febrero 2002

Hay veces que detenerse a oler una flor,
no tiene nada que ver con detenerse,
ni con oler, ni con la flor…

Me despierto por la mañana,
antes de ponerme de pie
recuerdo con alegría tu rostro,
imagino algún momento contigo,
ahora no quiero levantarme,
no hasta que pase este sueño,
ahora soy feliz.

Porque te quiero mucho,
indiscutiblemente es esa la razón,
nada en el mundo es tan fuerte
excepto lo que siento por ti,
de lo cual no me arrepiento,
ahora soy feliz.

La luz entra por mi ventana,
la fuerza de este sueño me retiene,
un sueño que espero no termine,
inconsciente, soñando contigo,
sólo entonces soy feliz.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *